control de plagas en industria alimentaria

Control de Plagas en Industria Alimentaria

El control integrado de plagas en la industria alimentaria es esencial para evitar que las plagas deterioren los alimentos y produzcan enfermedades, pero también te garantiza tener una excelente reputación del cumplimiento de las normas alimentarias y evitar el cierre del negocio.

En Hisan contribuimos a que las empresas que almacenan alimentos dispongan de unas instalaciones más seguras y libre de organismos patógenos, donde nuestra primera prioridad es conseguir la calidad y confianza para los consumidores.

Para ello realizamos tratamientos de control de plagas en la industria alimentaria en Sevilla, Córdoba y Málaga, reduciendo las poblaciones de insectos, roedores y otros vectores infecciosos, mediante protocolos preventivos y uso de métodos ecológicos, que son más sostenibles para el medio ambiente y no tóxicos para los alimentos.

Además, contamos con el servicio de consultoría y auditoría para evaluar los protocolos en sus instalaciones sobre control de plagas y recomendar mejoras.

Tipos de plagas comunes en la industria alimentaria

tipos plagas industria alimentaria

Las empresas que almacenan o distribuyen alimentos puede ser presa fácil para ciertas plagas. La disponibilidad de alimentos y otras condiciones favorables, atraen normalmente este tipo de especies:

Los roedores son una de las plagas más problemáticas en la industria alimentaria, su tolerancia debe ser cero. Tienen la capacidad de contaminar los alimentos con su orina, excrementos y pelo. Pero también pueden dañar con sus dientes la mercancía, cableado eléctrico y producir con ello cortocircuitos en las instalaciones.

Pueden contagiar enfermedades como la salmonelosis, hantavirus o leptospirosis, que pueden ser letales para las personas que consuman los alimentos contaminados.

En general, las ratas y ratones pueden dejar indicios de su presencia como el avistamiento de pequeñas heces o bien oír ruidos en los fasos techos.

Estos insectos son conocido por desplazarse caminando o arrastrándose por las superficies, las más conocidas en la industria, hoteles y restaurantes son las cucarachas por la velocidad en la que se reproducen y las hormigas.

Las cucarachas habitan en lugares donde existe mucha suciedad y se alimenta de desperdicios, estos hábitos conocidos con peligrosos para las personas y para las empresas que almacenan productos alimentarios. Pueden propagar patógenos como la salmonella, lepra o E.coli, pero también pueden producir alergias y asma.

También, las hormigas, siendo de un tamaño insignificante, son un vector a tener controlado dentro de la industria alimentaria. En sus patitas portan también virus y bacterias, contaminando los alimentos y su erradicación pueden ser difícil si ya se ha se ha establecido en una colonia.

También los insectos alados pueden presentar riesgos para la salud humana y producir daños en la mercancía almacenada en las empresas, un ejemplo de ello son las moscas, mosquitos y polillas, que pueden controlarse mediante acciones que te explicamos más adelante.

Las moscas en concreto, son conocidas no solo por la transmisión de enfermedades como la disentería, tuberculosis o infecciones estomacales, que se produce al estar sus patas en contacto directo con superficies. También por la contaminación de los alimentos, como es el caso de la mosca de la carne y la velocidad con la que se reproducen.

Los mosquitos tigres han sabido adaptarse a distintos climas por el cambio climático, al día de hoy es una preocupación para las autoridades locales, por su establecimiento en distintas zonas de nuestro país. Son portadores de enfermedades zoonóticas como el dengue, malaria, zika o virus del Nilo.

Aunque los mosquitos no suelen ser una plaga primaria en la industria alimentaria, hay que cuidar los exteriores de las fábricas de las aguas estancadas. Su detección puede ser indicio de un problema de plagas general para empleados y debe erradicarse de la misma forma que las otras.

Las polillas atacan principalmente a los productos almacenados como pueden ser a la harina, granos de cereales y frutos secos. Las larvas de las polillas se alimentan de estos alimentos y los contamina, haciéndolos incomestibles o deteriorando su sabor.

Las empresas de la industria alimentaria corren un grave riesgo por las pérdidas económicas que pueden causar estos insectos y en otros casos sanciones administrativas por incumplir con las normativas de control de plagas.

Los ácaros son pequeños arácnidos que no pueden ser vistos a simple vista, pero que también afectan a los productos almacenados como harinas, cereales y granos. Aparte de dañar los alimentos y contaminarlos, también producen reacciones alérgicas o problemas digestivos si consumen los alimentos.

También los escarabajos son conocidos por infestar productos como frutos secos y alimentos para mascotas. Dejan a su paso restos de heces, larvas y mudas de piel, que hacen que los productos queden inutilizados.

Las aves también tienen su peligro para las empresas de alimentación, las partículas de sus heces contaminan el ambiente con enfermedades como la criptococosis, salmonelosis y psitacosis. Además, de los daños materiales que pueden producir por la suciedad que se depositan en fuentes de aguas o desagües.

Es común que todas las industrias coloquen redes de exclusión en el perímetro de sus instalaciones o bien instalen eolos para ahuyentarlas.

Los parásitos no son plagas específicas de los productos alimentarios, pero si para las personas que trabajan en sus instalaciones. Las pulgas pueden trasmitir a las personas la peste y las garrapatas la enfermedad de Lyme.

En el control integrado de plagas, también se tiene en cuenta la seguridad dentro de las empresas y se evitará con la limpieza del entorno su proliferación.

Prevención de plagas en empresas que almacenan alimentos

Como adelantábamos al principio, en Hisan tenemos claro que la prevención es esencial para evitar plagas en fábricas y en almacenes, donde contemplamos las mejores prácticas higiénicas, evitando el uso de productos químicos que por obligación normativa están restringidos solo en algunos casos.

nosotros hisan plagas

Debe considerarse principalmente estos medios físicos para evitar la entrada de plagas, por lo que las empresas deben adoptarlas mediante una inspección previa de sus instalaciones:

Cierre hermético de puertas y ventanas

Es necesario asegurarse que las puertas y ventanas de las instalaciones queden cerradas de forma hermética, formando una barrera física ante las plagas. Para ello se utilizará burletes en las puertas que evitarán el paso de roedores e insectos rastreros

Instalación de mosquiteras

La colocación de mosquiteras es esencial para evitar los insectos alados como moscas y polillas, que son vectores altamente peligrosos. Estas mallas deben ser suficientemente finas para evitar que se cuelen, pero garantizar la ventilación en los espacios a proteger.

Cubrir sumideros

Los sumideros pueden ser una vía de acceso para las plagas. Asegurar que estén bien cubiertos con rejillas apropiadas puede prevenir la entrada de plagas desde el sistema de drenaje.

También debe considerarse a priori estas prácticas higiénicas para evitar que las plagas se sientan atraídas por los productos alimenticios:

Limpieza exhaustiva

Hay que mantener las instalaciones de forma pulcra para evitar que las cucarachas o roedores busquen los restos de alimentos. Es necesario la limpieza diaria de las zonas más problemáticas y de difícil acceso donde las plagas pueden anidar.

Gestión correcta de materias primas

Debemos asegurar que los envases de las materias primas y productos terminados están cerrados adecuadamente. También evitaremos que la mercancía descanse directamente sobre el suelo, y en su lugar se almacenará en estanterías o palets para evitar las plagas.

Gestión de residuos

Deben retirarse con frecuencia de las instalaciones y estarán cerrado herméticamente para que el olor no atraiga a moscas y cucarachas. Los contenedores de basura y otros residuos deberán limpiarse de forma regular para evitar las plagas.

Estas primeras practicas preventivas, harán más seguras tu entorno de producción y minimizarán la contaminación de los alimentos, además de cumplir con las normativas de calidad en la industria de alimentos.

Tratamientos contra las plagas en la industria alimentaria

La aplicación de los distintos tratamientos en la industria alimentaria, no tienen las mismas exigencias, todo dependerá del tamaño de la empresa. No será lo mismo una empresa cárnica o pequeña pastelería. Pero todas tienen en común, que pueden ser focos de numerosas plagas y la contaminación de los alimentos.

En Hisan diseñamos un plan preventivo mediante un diagnóstico inicial que contempla la creación de un mapa de las instalaciones, donde se detectará las zonas más problemáticas. De esta forma, podremos establecer las medidas correctivas para evitar la entrada de roedores, cucarachas o insectos voladores.

Como el uso de biocidas está limitado, en Hisan trabajamos principalmente con trampas y cebos ecológicos que son compatibles con la habitabilidad de las personas y garantizan que no afectarán a la calidad de los alimentos.

Trampas rodenticidas

Las características de estas trampas con rodenticida deben garantizar que no desentrañen peligro para las personas en el entorno, por eso están cerradas bajo llave y no se podrán manipular desde el exterior.Estos venenos, son extremadamente eficaz para controlar las especies de roedores y acabarán con su población de forma retardada, sin causarles aversión al comerlo.

Cebos ecológicos

Contienen una sustancia atrayente para controlar las poblaciones de cucarachas, gorgojos y polillas en la industria alimentaria, se colocará en las zonas de paso, cerca de los alimentos almacenados, mobiliario y muy próximo a donde se almacenan los residuos.De esta forma evitaremos la proliferación de estos insectos en nuestras instalaciones y podremos controlar a las plagas de forma eficaz.

Trampas eléctricas

Los insectos voladores como polillas, moscas y mosquitos dada su naturaleza fotosensible, se dirigen a la luz ultravioleta confundiéndose con el sol para orientarse. Y de esta forma encuentran la muerte rápidamente con la instalación de estas trampas de rayos UV.

Monitorización periódica

En Hisan contemplamos la monitorización de las plagas instalando trampas pegajosas con cebo atrayente, de esta forma conoceremos el nivel de infestación y las medidas correctoras que debemos realizar en cada inspección periódica que se programe.
Hisan: Tu Mejor Opción

¿Por qué elegir a Hisan como empresa de control de plagas especializada en alimentación?

Ante el peligo de virus y bacterias en tu casa o empresa, surge la duda sobre … ¿Cuál es la mejor empresa de plagas que puedo contratar?

En Hisan cuidamos de tu bienestar y el de los tuyos, no hay microorganismos que se nos escape. ¡Garantizado!

3 Provincias de Andalucía

Contamos con equipo propio en Sevilla, Córdoba y Málaga.

Garantía en tratamientos

Duerme traquilo/a, te garantizamos por escrito las actuaciones.

Equipo de Expertos

Hisan cuenta con técnicos con más de 30 años de experiencia en el sector de las plagas urbanas.

Soporte antes de 24 horas

¿Tienes una plaga molesta?, Llámanos y te demostraremos lo que somos capaces de hacer.

Confían en Nosotros

hisan plagas

¡Gracias por acompañarnos tantos años!

Opiniones de clientes que hemos ayudado a combatir las plagas en fábricas y almacenes

Nuestro profundo agradecimiento a las cientos de empresas y particulares que hacen posible que Hisan sea una de las empresas de control de plagas en la industria alimentaria en Sevilla, Córdoba y Málaga con mayor trayectoria.

Protege tu empresa

Documentación y normativas en la industria alimentaria

Para que las empresas puedan cumplir con las normativas de seguridad alimentaria y legislación es necesario que se entreguen documentación a las autoridades:

Plan de control integrado de plagas

 

Donde se deben detallar las estrategias y procedimientos para la prevención de plagas en las instalaciones, distintos métodos de control, frecuencia de las inspecciones y tipos de plagas objetivo para su caso en concreto.

 

Registros de los tratamientos

 

Donde se especifica los productos utilizados en los tratamientos, áreas tratadas y la fecha de realización.

 

Certificados del personal que colabora con la empresa

 

Que incluye el número de ROESBA de la empresa de plagas que realiza los tratamientos o carnet de manipulación de alimentos de los empleados.

 

Fichas de seguridad de los productos utilizados

 

Se añadirá al registro, la composición de los productos que se utilizan en el control de plagas, en el caso de biocidas, para conocer sus riesgos y medidas de seguridad para su uso.

 

Informes de inspección

 

Se realizarán informes sobre auditorías que se realizan por parte de entidades externas o internas, donde se contemplen el estado actual con relación a las plagas y las medidas implementadas.

 

Incidencias

 

Se llevará un registro de las incidencias detectadas y las medidas tomadas para evitar el impacto en la seguridad del producto.

Reglamento (CE) Nº 852/2004

Este reglamento establece las normas generales de higiene de los alimentos. Exige que los operadores de empresas alimentarias se aseguren de que todas las etapas de la producción, procesamiento y distribución de alimentos bajo su control cumplan con los requisitos de higiene apropiados. Esto incluye la adopción de medidas adecuadas para controlar las plagas.

 

Reglamento (CE) Nº 853/2004

Este reglamento establece normas específicas en materia de higiene de los alimentos de origen animal. Aunque se centra en los alimentos de origen animal, también influye en la forma en que deben manejarse estas materias primas para evitar la contaminación cruzada, lo que incluye el control de plagas.

 

Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales

Aunque no se enfoca exclusivamente en el control de plagas, esta ley establece el marco para asegurar la seguridad y la salud de los trabajadores en todos los aspectos del trabajo, lo que incluye la gestión de riesgos relacionados con las plagas en el entorno laboral.

 

Real Decreto 830/2010

Este real decreto regula la autorización y registro oficial de biocidas, que son productos utilizados en el control de plagas. Establece los criterios para la evaluación, autorización, registro y comercialización de estos productos en España.

 

ISO 22000

Establecen pautas para la gestión de la seguridad alimentaria, incluyendo el control de plagas. Estas normas son importantes para las empresas que buscan cumplir con estándares internacionales de calidad y seguridad.

enfermedades que producen los virus y bacterias

Estas regulaciones aseguran que el control de plagas en la industria alimentaria se realice de manera segura, eficaz y respetuosa con el medio ambiente, minimizando el riesgo de contaminación de los alimentos y protegiendo la salud de los consumidores.

Además, las empresas deben estar al tanto de cualquier legislación local específica que pueda aplicarse en su región o municipio.

¿Tienes una plaga?

Estamos encantado de ayudarte

Te respondemos siempre en menos de 24 horas.

Solicita Presupuesto

Diponemos de distintas soluciones para empresas y particulares, y además te ofrecemos contratos de mantenimiento anuales.

LLámanos Ahora

Te explicamos cómo trabajamos y los pasos necesarios para terminar con las plagas rápidamente.

Solicita Presupuesto

    Al enviar aceptas las Políticas de Privacidad

    • Responsable Hisan Agroalimentaria SC
    • Finalidad Responder tus consultas.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios Servidor alojado en Loading.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.
    Subir
    ¡Habla con nosotros!
    1
    Hisan
    Bienvenido@ a Hisan, ¿En qué podemos ayudarte?